Es un derecho humano fundamental que consiste en la libertad de expresar, recibir y difundir las opiniones, pensamientos e informaciones por cualquier medio posible y sin limitación de fronteras.

La libertad de expresión constituye un elemento esencial de la democracia y del Estado de derecho.